Música para alucinar

23 feb. 2012

Anoche



¿Sabes cuántas veces quise abrazarte?
Porque no es justo sentimiento
el que me mueve a rogar tu mirar,
no es ajeno dolor el que conmueve
a un torpe corazón como este mío.

Los latidos que se escapan de su sitio
y me hacen viajar hacia el cosmos,
con sólo un segundo es suficiente
para una probada de cariño tomar,
prestado, porque mío no lo siento.

Tu caminar gallardo a la distancia
hace vibrar mis pupilas de ansiedad,
¿cuándo llegarás a mí únicamente?
¿Este tonto corazón un día hallará
la respuesta que con tanto esmero busca?

La lluvia agotó tu imagen
y tras su velo te escondió anoche
cuando despedí tu corazón latiente.
Doki Doki, escucho irse el mío tras el tuyo
en una busca infructuosa, inútil.

Dame tu mano, quiero sentirte cerca
y saber que existes, no eres sueño,
no eres pesadilla, no ilusión o extravagancia.
Sólo dame una oportunidad,
mostrarte quiero este anhelante corazón.

No te lleves con el viento tu voz,
que me queda cuando no me miras.
Dame tu mano, quiero sentirte cerca.
Dame tus sueños, quiero protegerlos.
Dame tu amor, quiero conservarlo.



0 opiniones o tomatazos:

Publicar un comentario en la entrada

Template by:
Free Blog Templates